domingo, noviembre 11, 2012

Breve historia en el Café

Llegué a un Café nuevo. Como adorno en la mesa, había un tulipán rojo de plástico, un adorno tan hermoso y muchas veces tan fraudulento como el amor. Llegue sola, como medio he estado los últimos meses. El mesero, muy amablemente me preguntó si esperaba a alguien y le contesté que sí, que en efecto espero a alguien, pero que no era necesario que dejara otro plato y juego de cubiertos porque no sabía cuánto tiempo le iba a tomar decidirse por mi.







1 comentario:

Mandrivo v7.0 dijo...

Jajaja, me agrada mucho este toque seco que tienes... =)